martes, 9 de diciembre de 2014

La Feminidad Innombrable

-ETERNO FEMENINO-
“CUERPO Y EROTISMO”

6ta Edición

2014
  

-POESÍA, CUENTO Y FOTOGRAFÍA-

-Prólogo-
Ana María Bustamante
(Colombia)

LA FEMINIDAD INNOMBRABLE


La idea de que las mujeres carecían de motivaciones carnales representaba la piedra angular de su superioridad moral, empleada para mejorar el estatus femenino y multiplicar sus oportunidades”
Eva Illouz

La sexualidad era una bestia que había que encadenar, según los primeros cristianos; ahora es un animal fabuloso al que hay que liberar”.  
Pascal Bruckner

El arte es lo que le da vida a lo innombrable. De él vive y a él se debe. Se entrega a él, como va el sediento a la fuente, en un peregrinaje infinito. Entiende que el arte vive y se alimenta de lo femenino, se sumerge en ello, se alimenta de ello, se embriaga de ello.

De ahí que en esta edición de la Revista Innombrable,  la idea es la de nombrar precisamente la invisibilidad de las pasiones que subyacen la piel y los instintos, con la maravillosa figura de la feminidad como ápice del arte y la creación artística.

Aquí las letras salen a batallar como espadas, a defender su intimidad y las pasiones que las motivaron. Es esta la hora de construir ese mundo innombrable para hacer con el arte que es la espada, un puente que ilumine, no como lo haría una deidad, sino como el brillo de las cosas forjadas por el hombre  y que se sumerge en lo femenino.

En cierto sentido, la temática de escribir sobre el erotismo, el cuerpo y la feminidad, ha corrido durante siglos la lamentable sanción de la censura y de la omisión. Se ha querido mostrar una imagen casi divinizada de la feminidad y se ha hecho bajo el deseo de que así fuere. Basta con mirar el ejemplo de la Santa Inquisición, donde las mujeres que trasgredían las fronteras sociales que las encasillaba y las obligaba a vivir bajo ciertos estándares, eran tachadas de brujas, en una sociedad que las oprimía.

Por lo anterior, se quiso con esta edición de la revista, “Eterno femenino. Cuerpo y erotismo”, reconocer en la piel de las letras, cuán valiosa es la figura femenina no sólo simbólica, sino también corpórea, para dar como resultado el arte. Y como idea central se quiso hablar de mujeres que cerca de la palabra son realmente grandes, realmente libres. Y no hay nada en el mundo que supere en belleza a la libertad, y en nombre de la libertad esas mujeres aman y sueñan, y es en este sentido que las letras e imágenes aquí condensadas, traducen la intimidad de hombres y mujeres que se basan en la feminidad para dar a luz al arte, no sólo a través de la palabra, sino también a través de la imagen.

Se habla de lo femenino, de mujeres que llevan escrita en la piel la luz del cosmos y navegan guaridas secretas. Y aunque no tengan voz, ellas hablan con la suavidad de su naturaleza. Mujeres que si son llamadas putas están salvadas. ¿Qué mujer no ha sido una puta aún teniendo los ojos constelados y soñadores… por el simple hecho de ser mujer? Se visten de diosas y crean vida en medio de miles de muertes. Escriben, aman, sueñan, gritan y mueren muriendo la muerte, y viven viviendo la vida. Mujeres espejo y sombra y cuerda y abismo y cicatriz forjada en la calidez del viento herido donde nadie entiende la magia de haber nacido con femeninas formas. Mujeres que dicen, mujeres que son dichas; mujeres que nombran, mujeres innombrables.

1 comentario: